martes, 29 de noviembre de 2016

CxM Cartagena TRAIL

Hubo un tiempo en el que los valientes se forraban en pesadas armaduras y cargaban singulares espadas, partían de sus casas dejando atrás a sus familias con la incertidumbre de no saber si regresarían o perecerían en el campo de batalla, pero cabalgaban sin mirar atrás ante la certeza de que esa era la única forma posible de luchar por la libertad de sus seres queridos.

Hoy, por suerte, de esos tiempos solo quedan antiguos recuerdos que han perdurado en negro sobre blanco, actualmente los valientes viven camuflados entre el común de los mortales, dormitando ante la carencia de las exigencias que otras épocas les hubieran impuesto, pero de vez en cuando los tambores de batalla resuenan, una voz clama desde su interior y sienten la necesidad de liberar algo, de soltar una bestia que mantienen aletargada en su interior esperando actuar y yo tengo la suerte de conocer a muchos de esos guerreros en la sombra, de conocerlos muy bien, tanto como para vibrar con sus batallas como la que tuvo lugar este pasado domingo, cuarenta y tres kilómetros de caminos, sendas conejeras, subidas infinitas y bajadas que ponen a prueba hasta al mas rudo de los guerreros y guerreras, la X Cartagena Trail.

Una de las carreras de montañas mas duras de la zona, mas de 2400 metros de desnivel positivo, subiendo cuantos picos se pudieron encontrar en el trayecto que hay entre La Azohia y Canteras, muchos empezaron pero, por desgracia, no tantos terminaron y es que la dureza de este tipo de pruebas pone contra las cuerdas a cualquiera, pero no vengo a hablar de la prueba en si, que es magnífica y espero poder correrla algún día, solo quiero intentar homenajear a quienes no dejan de sorprenderme cada día mas, a esos luchadores que sin miedo, viven la vida dejando libre a ese animal que llevan en su interior y sufren para llegar a meta llorando en ocasiones, algo que puede verse absurdo para los que lo observan desde el cómodo sofá de sus casas, pero para algunos que lo entendemos se convierte en puro espectáculo, desde la impresionante gesta de aquel a quien se le viene llamando el Dios de la montaña Murciana, el señor Francisco Diaz del Pozo, entre amigos Xisco, que voló durante 4 horas, 21 minutos y 42 segundos para llegar en primer lugar y merecerse esta impresionante foto.

https://www.facebook.com/Fotografia2xjavi/photos/ms.c.eJxFU9mRxTAI62iH29B~;Y5uIZ~_VXowuM1TqiLExL20~;96QIVbZ1iQuAA0PMDVOqVpNpltMWkVs1ltLyM8P4BLvJ4xHSQMWDYlcigR9rtoVOI7euhPi~_gkdfUCqZJhqK6Hlb3fIsdLaYA6PxSZlOSw~_UO5xewnWWYkoYUN8YucAiYr~_SammFBh9M~_YkiSktAdjrG1C4pPsj2~_fQw8nsXR42wxPlQlAKVHNnrMTTFtmAo3JguocGNr2ocShwff1raYs5i74BxMLyMPGEXg7NEFn6EEKRZkoGkdNu19bD6D7QU5d2rjC3DrE~;DIw1n2PuYO9xSFRG~_s44JieEEe2Id9gBZMnVeoA0kRcFyQ9a3uucfvHC7x2OJkxDaVQ48B8H2xyP2m~;g~_RF8DS.bps.a.1284460844951867.1073742067.318979468166681/1284462824951669/?type=3&theater



Hasta tantos otros que estallaron ante la emoción de la gloria.


Muchos son los que conozco que corrieron esta maravillosa carrera pero de entre todos ellos, tres me siguen sorprendiendo cada día mas





Tres titanes, tres corredores que luchan y mucho para poder entrar en meta, que no los he visto rendirse todavía en ninguna de las batallas en las que he tenido el gusto de verles participar, esta vez me he quedado con la pesadumbre de no poder verles entrar en meta, pero se que a los tres se les puso un nudo en la garganta al cruzar la tan ansiada línea, lo se porque empiezo a conocerlos y se percibe ese amor por la épica de este bonito deporte, tal vez no hagan marcas desorbitadas, es posible que no ganen nunca, somos parte del pelotón, somos conscientes de ello, pero el simple hecho de intentarlo, sufrirlo y lograrlo para después comentarlo como si de críos el día de reyes se tratase, con la misma emoción de aquel que aprende a montar en bicicleta por primera vez, ya merece la pena, enhorabuena de verdad, sabéis que os lo digo de corazón, sois muy grandes y os quedan muchas batallas por disfrutar.






Y a todos los demás... no ceséis, no os rindáis, seguid luchando, seguid madrugando, seguid paso a paso, que al final solo nos va a quedar el recuerdo de lo inmaterial, todo lo demás es prescindible.


Nos vemos en los caminos.



Publicar un comentario