miércoles, 16 de septiembre de 2015

Viajar



   Siempre he sabido que me gusta viajar, pero ya había olvidado cuanto. Es innegable que viajar es una herramienta de aprendizaje incomparable, viajando conoces lugares, gentes, costumbres, culturas, viajar te da eso que le falta a los libros, es, podría definirse, como el complemento perfecto a un libro.

   Viaja, tienes que viajar, para ello no es necesario ir en primera clase, ni tu destino ha de ser un país exótico o un hotel de lujo en Nueva York, si te lo puedes permitir pues adelante, pero si no, viaja, en cuanto puedas hazlo.

   Este año nosotros nos lo hemos podido permitir, dados los tiempos que corren estar quince días por lo largo y ancho de nuestro precioso país es un lujo del que soy consciente y por ello lo he disfrutado sobremanera, nos fuimos sin prisas con todo los bártulos y descubrimos lugares y gentes maravillosos, aquí, en nuestro país, en esta España que nos pintan cada vez peor y que sin embargo cuando la conoces... 

  Había pensado en soltar un tocho de esos infumable en el que relatara las mil y una anécdotas del viaje, en el que os hablaría de la señora Maruja y de las hortalizas riquísimas de su huerto, o del frío que pasamos en Albarracín (Los sacos de dormir se quedaron en casa xD) pero mejor os lo muestro en imágenes y si queréis algún consejo de donde ir o que ver, casas rurales etc, no dudéis en preguntar.

   Lo dicho, viajar, no os arrepentiréis.


Tormenta camino de Toledo


Paisaje de Ribadeo

Entrando en Cudillero

Monumento a los Pescadores en Luarca

Hortalizas de la señora Maruja en Trévias, Asturias

Vistas en http://www.casinasruralesdeasturias.com/

Iglesia Covadonga






El Tajo a su paso por Toledo


Vacas sueltas en Laguna Peces

La Ria de Vigo


Llegada a la costa Cantábrica

Llegada a la costa Cantábrica


Llegada a la costa Cantábrica






Lomo Plateado de los Gorilas de Cabarceno










Publicar un comentario