Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Dean Potter dead

Imagen
Dean S. Potter (14 de abril de 1972 – 16 de mayo de 2015) si, otro grande nos ha dejado

Lo mas loable de este tipo de personas es que luchan hasta el último de sus días por hacer aquello que mas les apasiona, el problema de este tipo de disciplinas es que solo se te permite un fallo. Habitualmente caemos en el error de poner de manifiesto la locura de estas personas y creerme, no tienen nada de locura en sus cabezas, al contrario, es necesario un autoconocimiento y un autocontrol de tus sensaciones, miedos y sentimientos, dignos de maestros en tales artes. Por mi parte este hombre era un espíritu libre que descubrió su plenitud y decidió seguir así hasta el final. Luego, no voy a negarlo, existe una cierta adicción a la adrenalina que circula por tus venas tras ese pequeño lapso de tiempo que transcurro entre una presa y otra cuando tu mente es consciente de que no vas asegurado, de que tu vida depende de tus propias manos, de que un simple pájaro que hubiera decidido cagar en una pied…

El motor que nos mueve

Imagen
Este fin de semana, por suerte he podido disfrutar de varios momentos que una vez vividos, cuando llegas los asimilas y procesas, de ellos obtienes cantidad de información, es una manía que tengo, no se si será buena o mala, pero tengo la necesidad de sentarme todas las noches en la soledad de nuestro salón, en casi total oscuridad, mientras todas las chicas de mi casa duermen, para repasar todos los acontecimientos que he vivido, pero esta vez he aprendido mas de lo que me pensaba.

He aprendido que la vida es excesiva, estúpida e refrescantemente breve como la sensación de frescor de una gota de lluvia impactando en tu cara, algo muy corto e intenso que si no estás atento a ello lo dejarás pasar y jamás será la misma gota.

Y porque? Pues tan sencillo como que, normalmente cuando mi mujer trabaja me quedo yo con nuestra hija, así lo decidimos, queríamos pasar cuanto mas tiempo con ella mejor, digamos que es algo que aprendimos de la suerte que corrieron nuestros currantes padres, el m…