domingo, 10 de agosto de 2014

De horas, kilómetros y otras variables constantes.

Hace ya tiempo que no escribo en el blog, ciertas obligaciones me han llevado a un círculo vicioso de agobio y procastinación, pero aquí ando de nuevo y espero que mis experiencias sirvan de algo a todo aquel que me lee, porque la palabra seguir me resulta algo presuntuosa.
Creo que el último evento deportivo o competición en el que he participado fue en la Quixote Trail, preciosa carrera de montaña, durante 49 kilómetros y medio disfruté y sufrí como nunca por un recorrido preciosa por las sierras de Albacete entre los pueblos de Yeste y Riopar, lo dicho, preciosa. Nos pasó de todo, hubo tiempo para todo, momentos buenos y malos, dolor, risas, para recordar. Y entonces llegó el letargo, siempre me pasa, es un fallo que tengo, tras grandes competiciones se me agota la batería mental y decido cortar un poco, pero esta vez a punto he estado de tirarlo todo por la borda, es decir, estaba cansado y hastiado de entrenar como un semiprofesional para obtener resultados de lo que soy, un aficionado.


Para cambiar de aires comencé a salir con la flaca, empecé a rodar y a hacer mis rutas de la zona, todo ello sin agobios, simplemente pedalear, sumergirme en mis pensamientos y llegar a casa para ser recibido de la mejor manera posible, por mis dos princesas a la voz de "Hola Papa!" que maravilla. Pero al final uno empieza, uno retoma, uno va poco a poco cogiendo forma, lo intenta evitar pero es innegable e inevitable el hecho de que me gusta, disfruto dando el 100% encima de la bicicleta, así que empecé a mirar es strava y se acabó el relax para dar paso a un nuevo tipo de motivación, simplemente entrenar para mejorar, sin aspirar a competir, solo a batir mis propias marcas y si sale alguna sorpresa pues se celebra.

¿Que quiero decir con esto? pues que al final lo que importa es disfrutar, si te gusta algo ¿que razón existe para que no lo practiques?  Sal y disfruta de tu deporte o tus deportes, lo mas normal es que no estés hecho para ganar competiciones así que no te agobies y simplemente piensa en mejorar y en adquirir poco a poco mas capacidad que te lleve a rendir mejor y por ello disfrutar mas de tu actividad, quien sabe, tal vez descubras que formas parte de ese pequeño porcentaje de fueras de serie, pero no nos engañemos, nadie nace aprendido y hasta el mas dotado necesita echar horas y recorrer mas y mas kilómetros, esas son las únicas variables que podemos controlar, el resto, son constantes que vienen grabadas en nuestra composición y poco podemos hacer con ellas.


Y en eso andamos, en meternos todos los kilómetros del mundo que el tiempo me permita, al fin y al cabo estamos aquí cuatro días y hay que disfrutarlos y si hoy me apetece bici pues bici, si mañana me da por volver a escalar o a bucear pues también. Eso si, nunca olvides que si quieres darlo todo tendrás que sacrificar cosas, estás preparado?

Saludos zagales y zagalas!
Publicar un comentario