Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

Son de otra pasta.

Imagen
Nueve de la mañana de un martes cualquiera, me dispongo a sacar a mis perras y me lo encuentro. -- Que dices?  -- Aquí currando. -- Yo curro esta tarde, luego entrenas o que? -- Si luego a la tarde saldré un rato.
Así puede ser un martes o cualquier día de la semana que te lo encuentres, desde bien temprano dando el callo en su empresa familiar de Limpieza y mantenimiento de urbanizaciones, jardines y piscinas, todo el día de pie de aquí para allá, sobre las dos tres en casa, breve siesta y a dar pedales, ni series, ni pulsómetros, ni gps´s... nada, simplemente a dar pedales.
Lo conozco desde hace unos cuatro años y creo que debo de considerarme un privilegiado por haber podido disfrutar de su evolución junto a su inseparable compañero de batallas, Yedra el otro gran portento del grupo y creedme cuando os digo que la evolución siempre ha sido a mas, todavía recuerdo aquellos días en los que les podía dar algún susto, pero solo se quedaba en eso, un simple susto, un breve e intenso at…

Pero, por qué?

Imagen
Recientemente tuve una de esas conversaciones entre antiguos compañeros de batalla y la conversación derivó en que nos dimos cuenta de que todos y cada uno de los deportes que he practicado tienen una constante común, sufrir, lo que me llevó a que en días posteriores me regalé algunos minutos de reflexión en torno a esa constante. Si lo analizamos con detenimiento, siendo total y completamente sinceros, para que nos damos esas palizas entrenando? Para que hacemos dieta, madrugamos, pasamos frío... Por qué? 
     Sabemos que no vamos a vivir de esto, al menos yo soy totalmente consciente de que mas nivel deportivo del que he alcanzado no voy a tener, es decir, no voy a ganar ninguna carrera, pero sigo entrenando, sigo sufriendo, sigo madrugando, algo tiene que haber para que sigamos con esto no? hace un par de días pude salir un rato con la bici de montaña, a disfrutar del viento y de la buena temperatura que hacía, mientras pedaleaba por la zona de las playas, iba rodando suave mi…

De horas, kilómetros y otras variables constantes.

Imagen
Hace ya tiempo que no escribo en el blog, ciertas obligaciones me han llevado a un círculo vicioso de agobio y procastinación, pero aquí ando de nuevo y espero que mis experiencias sirvan de algo a todo aquel que me lee, porque la palabra seguir me resulta algo presuntuosa. Creo que el último evento deportivo o competición en el que he participado fue en la Quixote Trail, preciosa carrera de montaña, durante 49 kilómetros y medio disfruté y sufrí como nunca por un recorrido preciosa por las sierras de Albacete entre los pueblos de Yeste y Riopar, lo dicho, preciosa. Nos pasó de todo, hubo tiempo para todo, momentos buenos y malos, dolor, risas, para recordar. Y entonces llegó el letargo, siempre me pasa, es un fallo que tengo, tras grandes competiciones se me agota la batería mental y decido cortar un poco, pero esta vez a punto he estado de tirarlo todo por la borda, es decir, estaba cansado y hastiado de entrenar como un semiprofesional para obtener resultados de lo que soy, un afi…