martes, 25 de marzo de 2014

Todo el mundo puede

Hace unos días, un buen amigo me preguntó que si yo creía que el sería capaz de preparase una media maratón en cinco meses, evidentemente le respondí que si, podría haber respondido de manera rancia que dependía del tiempo que quisiera hacer, pero le dije que si, que por supuesto, siempre he pensado que todo el mundo puede.

Realmente yo no soy ningún experto en la materia, pero por ser quien es he estado reflexionando sobre el tema para ver si estoy capacitado o no en la labor de aconsejar a alguien en un reto de esa magnitud, estamos hablando de alguien que actualmente no hace nada o casi nada de deporte, si bien es cierto que en su día lo ha hecho y me consta que tiene aptitudes y actitudes.

Pues manos a la obra, tenemos cinco meses por delante para que mi amigo corra veintiún kilómetros a un ritmo medio de como mucho seis minutos el kilómetro para apuntar a bajar de las dos horas.

En primer lugar he pensado en que debería andar durante un par de semanas de la orden de una hora al día, preferiblemente de manera continua, intentando incrementar el ritmo pero sin llegar a correr, siempre he pensado que si no puedes mantener un ritmo normal corriendo durante al menos veinte minutos, no merece la pena que entrenes corriendo, mejorarás mucho mas andando durante una o dos horas y eso es algo que todo el mundo puede hacerlo, o casi todo el mundo.

Seguidamente, una vez que alcancemos dicha meta de una hora continua andando a ritmo alegre, iremos a por un objetivo combinado, es decir, calentamos andando durante veinte minutos, hasta romper a sudar aproximadamente, luego trotamos diez minutos a un ritmo ligeramente superior al que llevaríamos si siguiéramos andando pero trotando, y otros diez andando, así hasta completar una hora, intentando que mientras el corazón se espabila y empieza poco a poco a trabajar como debe pero sin darle mucha caña, conseguimos que la musculatura y las articulaciones se vayan acostumbrando. Yo creo que esto debería de realizarse por lo menos durante un mes e incluso dos, sin importar la evolución, creo que es importante no olvidar que antes no hacíamos nada, el cuerpo ha de adaptarse bien y al principio, tras superar el arranque inicial, la evolución suele ser muy exponencial por lo que nos podemos emocionar y ahí es donde vienen los dolores y las lesiones.

Y así, cuando ya llevemos dos meses aproximadamente, empezaríamos a alternas días de carrera con días de paseo, pero bueno, supongo que lo interesante es que os vaya contando conforme vayan aconteciendo los hechos y de paso espero vuestros comentarios y consejos al respecto.

Espero que se lo tome medio en serio porque pienso correr esa media maratón para estar a su lado en el momento que entre por la linea de meta y estoy seguro de que lo hará por que todo el mundo puede y tengo la certeza de que lo va a lograr.



Un saludo zagales y zagalas.




Publicar un comentario