lunes, 6 de febrero de 2012

Duatlon Los Camachos

Este pasado domingo fue la primera vez que participé en un duatlon de carretera, que para los que no sepáis de que tipo de prueba estamos hablando se trata de una combinación de dos disciplinas, carrera y ciclismo de carretera, ordenados en correr-bici-correr y con 5, 20 y 2.5 kms respectivamente. Os podréis imaginar las velocidades que lleva la gente en este tipo de pruebas tan rápidas, realmente es espectacular.




Todo comienza como en la mayoría de las competiciones, llegas y está todo perfectamente organizado y lo que me llamó la atención de esta gente, los duatletas, es que son super metódicos, llegué con tiempo de antelación a la hora de salida y la gente ya estaba calentando!! en el aire se respiraba mucha disciplina y miles de horas de entrenamiento, no dejaban escapar un detalle, la manera de colocar las cosas en la zona de transición, la equipación de hasta el mas aficionado (donde se incluye un servidor) guarda todos y cada uno de los detalles y ya si nos vamos a los primeros del pelotón, la calidad es máxima, rozan la profesionalidad total.

Una vez integrado en el ambiente e intercambiado opiniones sobre el inteso frío y el viento que se estaba levantando, corro unos minutos y listo en la linea de salida. Los nervios son similares en todas las salidas, pero en esta observo ese "pique sano" entre los competidores que hace tiempo no veo en otras, algo que debería ser habitual.
Mientras mantengo conversación con Javi dan la salida, nos da tiempo a desearnos suerte y poco mas. Una vez en marcha me doy cuenta de golpe de donde me he metido, llevaba mas de 600 metros y la gente todavía corría por debajo de 3'30'' el kilómetro, realmente no es un ritmo de gran nivel, pero para mi es una burrada y me quedo asombrado cuando miro el pulsómetro, no es mi ritmo y decido bajar el ritmo un poco, siempre controlando claro, no quiero que mi amigo y eterno rival (gran rival ) con el que siempre tendré un pique increiblemente sano, me diera alcance. Durante la carrera a pie no había problema, estaba muy seguro del ritmo que podía llevar, lograr mantener una media de 4 minutos y poco para mi ya es un logro, lo consigo y llego a boxes, hago la transición lo mas rápido posible, me sale perfecta, un minuto escaso y sin tener las zapatillas de la bici ancladas, es decir, a la antigua usanza.

Ya en la bici, transcurridos unos pocos metros, me doy cuenta de que algo falla, no consigo llevar el ritmo que yo quiero y se que puedo mantener, el viento y la inexperiencia me pasan factura, solo consigo adelantar a gente en los dos repechos que tienen el circuito, sin embargo en el llano es imposible, la gente me pasa hecha un demonio, agarrados a sus acoples tengo la sensación de que corren mas, eso y el intenso frío me hacen mella psicológica, pero de repente me adelanta Javi, me sacaba por lo menos dos o tres kilómetros por hora mas, eso me motiva, verlo perfectamente acoplado me impresiona y hace que me visualice y me motive lo suficiente para aguantar el ritmo sea como sea. Llego a la segunda transición, salto de la bici tal y como he visto en los videos del youtube, entro en la zona de boxes y hago la transición rapidísima, no sabía que sin sangre en el cerebro era capaz de coordinar tan rápido ciertos movimientos, salgo corriendo a muerte sabedor de que si pongo el ritmo que llevo entrenado podré coger a Javi, pero de repente me lo cruzo, imposible, iba delante de mi, cuando lo he adelantado??? sigo corriendo pensando en que ya me lo explicaran en meta. Bajamos a la recta final, quedan unos 500 metros, noto que me exprimo a tope, no puedo dar mas de mi, eso me gusta, en poco mas de una hora lo he dado todo, entro en la linea de meta y cero, cero energía en mi cuerpo, respiro y una mano caritativa me alarga una isotónica, que me sabe a gloria, poco después llega Javi, cojeando, le dio un tremendo tirón en la segunda transición, pasé por su lado cuando estaba tirado en el suelo sufriendo y no me di cuenta! increíble, así iba mi cabeza de oxígeno.



En fin, el sabor que me llevo de este tipo de pruebas es que no es mas que el fruto de todos y cada uno de los entrenamientos, lo que corres es lo que tienes, ni mas ni menos, llegas a la meta sabiendo que lo que has conseguido es lo que te has trabajado. Me gusta y pienso repetir, evidentemente dudo que mejore en gran medida, pero no me preocupa, se disfruta igual.
Hacer mención especial a la gran carrera que hizo mi amigo Javi, que de no ser por ese tirón fruto del frío y de la falta de agua (se le olvidó el bidón en casa) hubiéramos vivido un final digno de campeones y a mi amigo Peri al que no lo había visto compitiendo con el nivel que tiene actualmente y es realmente increíble los ritmos que lleva, todo un campeón que en pocas palabras "se curra lo que anda"

Un saludo big family.


Publicar un comentario